domingo, 1 de diciembre de 2013

Otoñobsesa.

Maldita obsesión. 
¿Qué tienes de especial? Si tan sólo eres una simple estación. No eres la estación en la que nací; es más, no simpatizo demasiado con la mía. ¿Qué son, tus hojas? Que dejas esparcir por el suelo. Que bañas en alfombras naranjas las calles. Que haces crujir bajo los pies de cualquiera tus agrietadas hojas, que jamás sucumbirán al invierno, porque no las dejas. ¿Qué es, tu color? Tu naranja inimitable. Ninguna estación es capaz de adquirir ese naranja, que marca el ocaso. Que se mezcla con el sol en un atardecer. 

Ojala fueras eterno.