domingo, 30 de marzo de 2014

Felices 161.


Remolinos donde el arte nace,
se curva
y siempre permanece.
Por siempre trascendental, señor Vincent Van Gogh.

 Feliz 161º cumpleños, señor Van Gogh.
Jamás podré mostrarle
lo que su arte ha cambiado 
mi perspectiva vital.

Gracias señor Van Gogh
le escribe la ridícula poetisa
desde una noche estrellada
bañada por la lluvia.


sábado, 29 de marzo de 2014

Obra maestra de un maniático.



"Wanted, wanted: Dolores Haze
Hair: brown. Lips: scarlet.
Age: Five thousand three hundred days.
Profession: none, or «starlet».

Why are you hiding, Dolores Haze?
Why are you hiding, darling?
(I talk a daze, I walk in a maze,
I cannot get out, said the starling).

Where are you riding, Dolores Haze?
What make is the magic carpet?
Is a Cream Cougar the present craze?
And where are you parked, my car pet?

Who is your hero, Dolores Haze?
Still one of those blue-caped star-men?
Oh the balmy days and the palmy bays,
And the cars, and the bars, my Carmen!

Oh Dolores, that juke-box hurts!
Are you still dancin' darling?
(Both in worn levis, both in torn T-shirts,
And I, in my corner, snarlin').

Happy, happy is gnarled McFate
Touring the States with a child wife,
Plowing his Molly in every State.
Among the protected wild life.

My Dolly, my folly! Her eyes were vair,
And never closed when I kissed her.
 Know an old perfume called Soleil Vert?
Are you from Paris, mister?

L'autre soir un air froid d'opera m'alita:
Son felé — bien fol est qui s'y fie!
Il neige, le décor s'écroule, Lolita!
Lolita, qu'ai-je fait de ta vie?

Dying, dying, Lolita Haze
Of hate and remorse, I'm dying. 
And again my hairy fist I rise,
And again I hear you crying.

Officer, officer, ther they go...
In the rain, where that lighted sotre is!
And her socks are white and I love her so,
And her name is Haze, Dolores.

Officer officer, there they are
Dolores Haze ande her lover!
Whip out your gun and follow that car.
Now tumble out, and take cover.

Wanted, wanted, Dolores Haze. 
Her dream-gray gaze never flinches.
Ninety pounds is all she weighs
With a height of sixty inches.

My car is limping, Dolores Haze,
And the last long laps is the hardest.
And I shall be dumped where the weed decays,
And the rest is rust and stardust." 


"Después de psicoanalizar este poema, advierto que es en verdad la obra maestra de un maniático."


Extracto de Lolita,
Obra maestra de Vladimir Nabokov.  

viernes, 28 de marzo de 2014

Todo.

Dedicarte versos, qué absurdo. 
Un simple escrito consumado
en el olvido,
aún más poderoso que el fuego.

¿Sólo un poema? Sería incapaz.
Podría dedicarte 
mis penosos versos
hasta la infinita eternidad.

Aún así me quedaría insatisfecha,
pues no podría describir en unos simples versos
todo mi pensamiento.

Todo.
Esa palabra.
Tan vacía, y a la vez 
tan llena.

Te escribiría caminos
llenos de poemas.
Donde el caminar supusiera
mostrarte al completo mi alma.
 
Todo.
Sentir el universo 
con tan sólo una mirada,
sólo esa mirada.
 
Un vals de sensaciones
balanceándose.
Una mirada
que hace explotar las emociones.

No podría escribirte
todo lo que siento.
Pues mi verso aún no ha alcanzado
siquiera el estado de aceptable.

Y en las noches solitarias
cuando las musas acuden a mi ventana;
pienso en tus ojos
y los versos me salen como si nada.

Me pregunto por qué un torrente azul cristalino
puede desembocar en un mar de lágrimas
con tan sólo una simple mirada. 

Pues el destino es egoísta,
y se burla de mí todo lo que se le antoja,
y me hace decidir entre la espada
y la pared.

Esa pared, 
donde he pegado los versos,
donde he pegado mi espalda
comprimida con tu cuerpo.

No puedo dejar de escribirte,
y si dejo de escribir,
muero.


domingo, 23 de marzo de 2014

Preguntándole a la luna.

La magia de la noche
despierta a cada atardecer.
Ese precioso naranja gritando:
«Es suficiente por hoy», 
el ocaso cayendo en el horizonte.
Desapareciendo. 
Un día más. 

Y se desata la magia. 
Una estrella por aquí.
Otra estrella más allá. 
Sumámosle un montón más. Constelaciones. 
De las que somos privados
la gente de la ciudad. 

En cambio, creamos estrellas artificiales,
que pueden ser muy perjuidiciales,
que sólo pueden ser atisbadas
desde aviones o naves espaciales. 

Mas, las estrellas en el firmamento, 
para nada contaminantes. 
Son todo un espectáculo
para todo aquel que aprecie
cualquier forma de belleza.

Es muestra de tranquilidad
estar tumbado en la hierba
hasta las tres de la madrugada
olvidando el bullicio de la gran ciudad
y que un millón de luciérnagas
te observen desde miles de kilómetros.

Tu pelo impregnándose de rocío
en pleno contacto con la naturaleza
sintiendo la libertad
observando las estrellas.

Aún no ha empezado la magia. 
Las noches son fuente inagotable de misterio
pasión, gritos, crímenes, 
llantos en silencio, pura diversión.

Noches enteras
preguntándole a la luna
por qué las musas son nocturnas
y gustan de proliferar en mi ventana
a altas horas de la madrugada. 

Noches enteras
preguntándole a la luna
y reflexionando con la almohada. 
En silencio contigo mismo
y preguntándote hasta la saciedad
el por qué de tu existencia.

Noches enteras
preguntándole a la luna
por qué la vida es injusta
y por qué hay un hueco en mi cama 
tan grande, tan frío
sin ti en él. 

Noches enteras
preguntándole a la luna
qué estarás haciendo,
y yo estudiando
con desesperación
hasta que me duermo.

La magia de la noche
no tiene límites
sólo basta con observar
la infinitud del firmamento
y percatarte de que eres un punto minúsculo 
(y despierto)
en la magia de la noche. 

lunes, 17 de marzo de 2014

Sueños malditos

Me volví a desvelar
en mitad de la noche.
No suelto más que reproches
de lo que no puedo olvidar.

 He vuelto a soñar contigo,
con tus ojos azules
en un mar sin sentido
lleno de tentaciones.

Tumbada sobre la cama
sin dejar de pensar
que si volvía a dormir
de nuevo te iba a soñar.

Esos ojos están malditos
que a cualquiera llevarían a la locura
tan azules, tan profanos,
tan dados a la aventura.

Me atrevería a decir
que llevo varias noches soñando.
Te debería advertir
de soñar me estoy envenenando.

La noche se tercia fría
y hasta que no vuelva el día
el cielo se pondrá verde de envidia
porque jamás logrará
ni él ni su vasta infinitud
la belleza de tus ojos.

En los delirios nocturnos
y los sinsentidos ocasionales,
miradas nocturnas 
a través de los ventanales.

Ojos azules como el día,
que recorren, que desnudan. 
Acariciando mi rostro
y besando mi cuello.

Me perdí por los caminos,
me perdí en un mar amplio, 
tan azul como tus ojos
que ni conozco mi destino.

Me llevaba la corriente
de pasión e incertidubre.
Fui estúpida, ciertamente
sólo conozco la pesadumbre.

He vuelto a soñar contigo
te tenía entre mis brazos,
te tenía entre mis piernas
hasta perder el sentido.

He vuelto a soñar contigo
con tus manos, con tu pelo,
en mis caderas, en mi pecho. 
A tus ojos y a ti te maldigo.

Y tu espalda,
una galaxia.
Llena de constelaciones
trazadas a mano alzada.
 

 

domingo, 16 de marzo de 2014

Reflexiono: quiero ser libre.


Reflexiono.
Quiero ser libre
Como una nube en el firmamento
En esa infinitud azul.

Ya queda poco para que todo acabe. Sólo queda un último esfuerzo. Necesito que sea pronto ese tan deseado 29 de abril. Ya queda poco para alcanzar ese sueño que llevas tanto tiempo esperando. 
El último día que tuve exámenes globales, me invadió un pensamiento de tranquilidad y plenitud tan sólo observando cómo iba despertando la mañana. Era tan sobrecogedora la belleza de ese día, que revivió un sentimiento en mí de ansia, de ganas por vivir, de superación. Me transmitió un sentimiento de libertad, que hizo que me sintiera mejor. Ya ves. Una simple mirada al cielo puede transmitir todo eso. Desembotó mi pesarosa mente. Y me hizo mirar las cosas desde otra perspectiva. 
Y reflexioné de nuevo. Quiero ser libre, pero sólo conseguiré esa libertad a través del esfuerzo.

sábado, 15 de marzo de 2014

Silencios en la noche.

Silencio constante
en la estrellada noche
de mediados de abril.

Penumbra, sombra alargada.
En la cual, de madrugada,
no me deja dormir.

El silencio de la noche,
está lleno de reproches,
y de gritos, y suspiros
y de llantos, y gemidos.

¿Quieres hacerme el favor
de interrumpir el silencio
con tu dulce sinfonía?

Sí, esa que sale de tu boca;
como si Debussy fuese el que toca,
su opera prima, 
claro de luna. 

No soy capaz de conciliar el sueño,
¿puedes hacerme un favor?
Introduce tu voz en mi oído,
susurrando She's Thunderstorms.

Lying on her front
susúrrame al oído,
Up against the wall
hasta perder el sentido.

Mi alma está intranquila esta noche,
ante semejante silencio.
Ni siquiera yo soy capaz
de controlar lo que siento.

Vuelve a cantarme al oído;
parece que es lo único efectivo
para tranquilizar esta perturbada
y desbaratada mente.

Rasga el silencio
por favor, te lo ruego.
La noche está tan triste
sin tu voz en entre el silencio.

Sin tus manos en mis pechos,
sin mis labios en tu cuello,
sin mis manos temblorosas
entrelazadas en tu pelo.

Canta por favor.
Rompe este silencio.
Pero tú vuelve a susurrar
She's thunderstorms. 

sábado, 1 de marzo de 2014

Oda a Whitman.



"Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas, 
ni tus hombros de pana gastados por la luna, 
ni tus muslos de Apolo virginal, 
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja..."

Federico García Lorca