sábado, 1 de marzo de 2014

Oda a Whitman.



"Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas, 
ni tus hombros de pana gastados por la luna, 
ni tus muslos de Apolo virginal, 
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja..."

Federico García Lorca

No hay comentarios:

Publicar un comentario