martes, 15 de abril de 2014

¡El empujón final!


Buenas tardes, hipotéticos lectores que se pasean por este blog, JAJA, no.
Vengo a desahogarme un poquito sobre la maravillosa semana que me espera. Estoy pasando por un curso tan estresante que ya me he mareado dos veces (por falta de sueño, básicamente) y el cual estoy deseando que se termine lo antes posible.
Como ya advertí, porque me conozco demasiado bien, es que se iba a disminuir la cantidad de entradas. Tuve una maravillosa temporada en la que escribí bastante, y ahora se ha cortado un poco el grifo. Lo peor de todo es que no me concentro nada a la hora de estudiar ni a la de escribir poesía, ergo, necesito desahogarme a través de esta entradita en el blog. No sé por qué, no me concentro. ¡Que quedan aún 9 días para los exámenes y toda la semana por delante (y el lunes que viene)!

Eso sí, antes de nada, me gustaría compartir una cosa.
Y es sobre lo que pretendo optar para la PAU.
Cuando tenía 10 años, nos llevaron de excursión a la redacción de un periódico (no diré nombres, pero no simpatizo especialmente con él); a mí me hacía una ilusión especial, ya ves tú. Ese día cambió mi vida para siempre, pues desde entonces tengo claro que me quiero dedicar al periodismo. Ese día se forjaron unos sueños aún constantes en una persona muy testaruda y con mucha ilusión, y son irrompibles. Es más, cuando estoy muy desesperada, agobiada, en mi cuarto, es lo único que me recompone, el recuerdo del sonido de las rotativas percutiendo en mi cabeza es lo único que me alivia. El recuerdo de esa redacción plagada de ordenadores. El recuerdo de cómo hace que los periódicos tengan color.
¡Sí! También me han criticado mucho a lo largo de mi vida por ello, cosas como (voy a hacer una recopilación de algunas declaraciones que me respondieron a tontas y a locas, sin pensar demasiado sobre lo que formulaban):

1. "Vas a tener que vivir debajo de un puente" - persona que  no tiene especialmente claro si va a continuar estudiando o qué va a hacer con su vida.
2. "¿Periodismo? Buena suerte, mi hija lo estudió y lleva años sin encontrar trabajo. Yo que tú no lo haría". - jubilado que no sabía muy bien qué hacer ese día y lo primero que se le pasó por la cabeza era intentar destrozar los sueños de una persona a la que le quedaba mucho aún por vivir.
3. "¿Sigues queriendo hacer periodismo?" - persona que ha pensado en 394759475 trabajos diferentes y aún no sabe qué hacer.

Seguramente me hayan dicho muchas más, pero mi cerebro se ha encargado de eliminarlo para no retener tanto spam. Mi respuesta a todos ellos, pasados, presentes y futuros: Si pensáis que soy una persona que va a cambiar de decisión sólo porque un puñado de personas que no tienen otra cosa mejor que hacer que criticar un poquito tu decisión de cómo quieres forjar tu futuro, pues no. Definitivamente no. Soy demasiado cabezota y este deseo de ejercer esta profesión me supera, y si no lo hago, me arrepentiré muchísimo más. Me da completamente igual equivocarme. Sé que no lo voy a hacer. Porque es algo que lleva decidido tanto tiempo que me da igual si sale mal.

He aquí, creo que la declaración más graciosa que he oído nunca:
Atención, citado y todo por su grandiosidad:

Yo quiero hacer periodismo para tirarme a un futbolista!"
Cuánto daño ha hecho Sara Carbonero a este mundo. ¡CUÁNTO! Afortunadamente la persona que gritó en medio de clase esa frase de la cual sabrán los hijos de los hijos de los hijos de los hijos de mis hijos ha recapacitado sobre su trayectoria profesional y ha decidido que el periodismo no es lo suyo. Ese día me reí mucho. Es más, estoy escribiendo esto y me estoy partiendo yo sola. Y el vecino de enfrente me mira raro.

Bueno, he de partir.
Tengo mucho que estudiar.

Ah, por cierto, a lo mejor hago alguna que otra reseña por aquí o cosas de conciertos, música, indie, discos, etc. No sólo limitarme a la poesía y escribir fragmentos de libros que me estaba leyendo, así que voy a cerrar Rita is Reading y pondré cositas por aquí.

Pero que nunca deje de brotar la poesía.

Att. Lovely Rita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario