martes, 17 de febrero de 2015

Mensaje de auxilio

Esta noche me apetece...

No sé. Nunca sé nada. Salvo que tengo a veces un evidente complejo de Jon Nieve, eso sí lo tengo claro. Nunca sé cuándo acertar. Nunca sé cuándo saltar al vacío. Nunca sé a veces cuándo parar; y mucho menos ponerle un punto final a ciertas cosas. Pero sé que esta noche me apetece gritar, y que mi voz se desvanezca en la oscuridad. 

No sabes lo que duele que tus lágrimas se confundan con la lluvia, ni lo mucho que me escoció romper ese billete de renfe, y mucho, muchísimo más, escupir en ese lugar donde me dejaste esa última vez, frente a ese paso de cebra. Donde rogaba con la mirada que no fueras a otro sitio que no estuviera entre mis brazos. Ojalá me rompas algún día una falda, aunque luego te las haga pagar. Ojalá seas la mejor de las venganzas. 

...tu presencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario